5 consejos para crear tu branding político digital

Las próximas elecciones federales están a menos de un año. Éste será un ejercicio en el que se renovarán importantes puestos incluyendo al Presidente. Como es natural, el camino a la elección popular comienza con la selección de los mejores candidatos. Es por ello que, si queremos sortear exitosamente este proceso, estamos a tiempo de construir y reforzar nuestra imagen como posibles candidatos. Aquí encontrarás 5 tips para mejorar tu branding político con miras a las elecciones de 2018.

 

I. ¿Qué es el branding político?

El branding no es otra cosa mas que la manera en que construimos nuestra marca, esto es, las ideas, conceptos, recuerdos y expectativas asociados a nuestra imagen personal.  El branding político es saber comunicar para convencer y generar un compromiso.

Es por ello que trabajar en tu branding va más allá de hacer un cambio de imagen: tienes que preguntarte quién eres, qué es lo que quieres resaltar de ti, por qué eres relevante y qué ofreces para hacer una diferencia. Solo así podrás dar a conocer lo que te hace único y las razones por las que debemos votar por ti. A fin de cuentas, el branding político es una estrategia de comunicación.

 

II. Elementos del branding político digital

El branding político se ‘inspira’ en las estrategias implementadas por las grandes marcas para darse a conocer y ganar la confianza de la gente. Así como los consumidores asocian marcas como Volkswagen o Mazda con seguridad y buenos autos, un candidato debe saber resaltar sus cualidades para que lo asocien con determinados valores o principios.

La creación del branding político comienza pensando en qué es lo que queremos comunicar (plataforma de comunicación), para quiénes lo queremos comunicar (a quién dirigiremos nuestro mensaje, esto es, nuestro público objetivo), dónde lo vamos a comunicar y cómo lo vamos a comunicar. En este artículo nos enfocaremos en el cómo, especialmente en cómo posicionarnos en el mundo digital.

Para crear y mejorar el branding político hay aspectos esenciales como:

 

1.  Crear un logo personal

Cuando compartimos algo en medios digitales es muy fácil que se replique, de ahí que sea central la identificación de los contenidos. Un logo personal nos permite exactamente eso: marcar el contenido que compartimos como nuestro. Además un logo personal nos da formalidad, identidad y sobre todo un factor de identificación. Los logos deben ser simples a la vez que sean memorables y sorprendentes.

2. Crear una página web

Un sitio web propio nos permite posicionar nuestro nombre en los buscadores a la vez que ponemos una cara a quiénes somos y a qué hacemos. Una página donde compartas algunos de tus textos (sí, una de nuestras principales recomendaciones es escribir sobre lo que propones o lo que quieres para que tu audiencia comience a identificarse contigo). Además, cada entrada del blog será un registro más en los buscadores, lo que facilitará que la gente te encuentre.

3. Profesionalizar tus redes sociales, o crearlas si es que todavía no las tienes

El primer encuentro que tendrás con tu audiencia será a través de tus redes sociales. Por ello, es importante tener control sobre lo que se verá de nuestra actividad, así como tener una imagen unificada y coherente. Es común encontrar cuentas de políticos con errores de ortografía, falta de buena información o fotografías que no se ven bien. Profesionalizar tus redes sociales ayuda a ser tomados en serio y a fomentar nuestro branding.

4. Alimentar las redes sociales con contenidos de calidad

No basta con que nuestras redes sociales se vean profesionales: debemos alimentarlas con imágenes, videos y textos que nuestro público quiera leer y compartir. La recomendación es publicar con mínimos e ir ajustando los horarios y la cantidad conforme crezca nuestra audiencia. Sobra recordar que tener un impacto verdadero no viene del número de seguidores sino del alcance que tengan las publicaciones y las interacciones que logres con tu audiencia.

5. Analizar los datos

Lo que no se mide, no se puede mejorar. Las redes sociales, y en general los medios digitales, nos aportan algo de gran valor: la posibilidad de tener resultados puntuales del éxito que estamos logrando. Un análisis especializado de la información recabada permite crear un mayor impacto (pues sabremos qué contenidos gustan y cuáles no, por ejemplo) y así mejorar nuestro posicionamiento.

 

Estas recomendaciones ayudarán a generar un concepto: tu marca. Nada es más importante que tu branding político digital, pues será lo que las personas digan de ti cuando no estés en el cuarto.